Una mala postura va mucho más allá de la apariencia física, está directamente ligada con problemas de salud como: dolores en la región lumbar, espalda, cuello, fatiga e incluso hernia de disco. Lo cual puede ser causado tanto por factores genéticos como por el descuido diario. Sin embargo, existen algunos ejercicios capaces de mejorar tu postura e impulsar tu bienestar y calidad de vida.

La buena postura elimina los dolores en la espalda y mejora la digestión, debido a que descomprime el intestino. Asimismo, ayuda a oxigenar mejor el cuerpo y disminuye el riesgo de lesiones en la columna. Las actividades físicas son grandes aliadas en la búsqueda de una mejor postura y los resultados de una vida activa y saludable pueden ser vistos en el día a día.

Por lo que, te recomendamos estas 6 actividades que te ayudarán a mejorar tu postura:

  1. Yoga

Una de las actividades físicas más eficaces para mejorar la postura es, sin duda, practicar yoga. Esta modalidad es muy conocida por sus estiramientos y posturas que aprecian el equilibrio, la alineación perfecta del cuerpo y técnicas de respiración que ayudan a crear conciencia corporal.

Es común estar tenso después de muchas horas en la misma posición y acabar retrayendo los músculos de forma involuntaria. Por medio de ejercicios de respiración y de las posturas practicadas a lo largo de las clases es posible relajar el cuerpo y aliviar tensiones en los músculos y articulaciones.

Esto ayuda a aliviar los dolores de espalda y permite que la alineación del cuerpo se haga con más naturalidad. Además de mejorar la postura, practicar  yoga promueve la flexibilidad, mejora la alineación del cuerpo, reduce el estrés, alivia los dolores en las articulaciones y aumenta el equilibrio.

 

 

  1. Pilates

Practicar pilates también es una buena alternativa si quieres mejorar tu postura. El método hace uso de aparatos que te ayudan a ejecutar los movimientos de la forma correcta, sin lesionar o exigir demasiado del cuerpo.

La clase de pilates ayuda a trabajar todo el cuerpo, haciéndolo más fuerte, equilibrado, flexible y capaz de realizar los ejercicios de manera natural y sana. Trabajando todos los músculos del cuerpo es posible mejorar la postura y la alineación de los pies, rodillas y piernas.

La tonificación de los músculos también forma parte de la lista de beneficios de la práctica de esta actividad. Al fortalecer la región del diafragma, por ejemplo, es posible dar más espacio para que los pulmones respiren, aumentando la capacidad respiratoria y oxigenando el cuerpo de la mejor forma posible.

Al fortalecer los músculos de la espalda es más fácil dar soporte a la columna, manteniéndola recta y evitando posturas incorrectas que pueden causar dolores y molestias a corto y largo plazo.

 

 

  1. Pesas

Los movimientos que con frecuencia pasan desapercibidos y contribuyen a una mala postura se realizan de la forma correcta por medio de las pesas. Para potencializar los resultados es necesario realizar todos los ejercicios de manera derecha, prestando atención a la alineación y, principalmente, a la postura.

Al ejercitarse de manera constante, el cuerpo pasa a naturalizar algunos de esos movimientos, haciéndolos parte de lo cotidiano. Sentarse con la columna derecha, distribuir el peso del cuerpo de forma correcta y poner atención en la posición de las rodillas, son sólo algunos ejemplos de hábitos que se vuelven comunes con el paso del tiempo.

Además, el uso de aparatos que ayudan a ganar fuerza garantiza músculos y huesos capaces de sostener el cuerpo. Para aquellos que ya tienen problemas de postura, es posible hacer rutinas de ejercicios propios para corregir esos problemas.

Las pesas es una actividad física muy popular precisamente porque garantiza dinamismo y rutinas personalizadas.

  1. Ballet

Una de las características más destacadas del ballet es la postura perfecta de sus bailarines. La postura correcta está asociada no sólo con la belleza de los performances, sino a la ligereza de los movimientos y a la fuerza del cuerpo para ejecutarlos con elegancia.

La postura correcta es esencial para que los bailarines prevengan lesiones y dolores. También está directamente relacionada con la alineación admirable de los practicantes. Esto es porque una buena postura garantiza que el peso del cuerpo esté bien distribuido y que todo el cuerpo esté en línea.

Si no te gusta el ballet clásico, no te preocupes, hay diferentes estilos como:  ballet fitness, ballet flex, ballet fly y ballet pilates. Se trata de diversos tipos de ballet que tienen una cosa en común: lograr una mejor postura.

  1. RPG

RPG (Reeducación Postural Global) es una modalidad ofrecida cada vez más por Centros de Acondicionamiento físico. Como el propio nombre lo dice, este ejercicio tiene como objetivo revitalizar los músculos responsables de la postura y perfeccionar su funcionamiento como si estuviera reeducando el cuerpo y, por consecuencia, la postura.

A pesar de que lo principal en esta actividad es la espalda, es un ejercicio que busca trabajar el cuerpo como un todo, promoviendo salud y bienestar.

Es un método que tiene como objetivo la prevención de posibles daños causados por la mala postura, y también el mantenimiento de la salud corporal por medio de sesiones con una duración aproximada de una hora. Más que una actividad física, RPG es un método fisioterápico.

  1. Estiramiento

La mayoría de las actividades mencionadas ayudan a mejorar la postura ya que hacen uso de estiramientos. Los ejercicios simples se adaptan a sus necesidades diarias y se pueden hacer en cualquier lugar.

Es cada vez más común encontrar gimnasios que ofrecen clases exclusivas de estiramiento por sus valiosos beneficios al cuerpo. Los cuales ayudan a descomprimir la columna, aliviando dolores y cargas concentradas en esa región.

También, los estiramientos aumentan la flexibilidad, descomprimen los músculos, alivian tensiones en las articulaciones y  alinean todo el cuerpo,  lo que ayuda a mejorar la postura.

 

Los ejercicios para mejorar la postura son esenciales para garantizar la salud física y promover el bienestar todos los días. Una postura incorrecta puede provocar diversos problemas y, optando por la práctica de actividades físicas, es posible prevenirlos.

 

 

This post is also available in: pt-brBrasil