¿Te has preguntado por qué las personas responden de manera diferente al ejercicio? La respuesta a esta pregunta está en el hecho de que cada cuerpo es único y presenta reacciones distintas a los estímulos de la actividad física, así como tiene otras particularidades, como la velocidad del metabolismo, la estructura ósea y la predisposición para acumular grasa.

Por eso, para tener buenos resultados y alcanzar los objetivos esperados es necesario saber cuáles son los tipos de entrenamientos adecuados de acuerdo a tu cuerpo. Los tres tipos de cuerpos son:

  • Ectomorfo
  • Mesomorfo
  • Endomorfo

¿Quieres saber más de cada uno de ellos, cuáles son sus similitudes y cuál es el tipo de entrenamiento adecuado para obtener los mejores resultados? ¡Sigue leyendo!

Ectomorfo

Características

Las personas de este grupo generalmente son muy delgadas con brazos y piernas largos, pero finos, con músculos robustos y hombros estrechos.

Tienen también como característica singular poca grasa corporal, huesos bastante densos, pectoral plano (sin volumen), dificultad para ganar peso y metabolismo muy acelerado. Además, sus huesos sobresalen en relación a los músculos y la grasa, lo que hace que, incluso en períodos sin actividad física, no pierdan definición.

Entrenamientos adecuados

Gracias al metabolismo acelerado, la mayoría de las veces, tienen dificultad para ganar peso, principalmente masa muscular, pues queman calorías rápidamente. Por eso, para suplir las necesidades básicas del organismo y conseguir adquirir algunos kilos, tienen la necesidad de llevar una alimentación hipercalórica, es decir, alta en calorías provenientes de una alimentación sana, y entrenamientos que ayuden a desarrollar los músculos.

Los ejercicios para las personas con este tipo de cuerpo deben estar compuestos por entrenamientos intensos, de menor duración y, principalmente, enfocados en los grupos musculares mayores. Lo ideal es dedicarse a los ejercicios con cargas más elevadas para aumentar el tamaño y la definición de los músculos.

Es importante destacar que los ejercicios aeróbicos deben estar presentes mínimamente en sus entrenamientos, pues, debido a la quema calórica, pueden acelerar el proceso de adelgazamiento. Por eso, opta por hacer, como máximo, tres veces por semana y en períodos cortos de duración.

Para mantener la ganancia de músculo y evitar el catabolismo (disminución de la masa muscular), es muy importante alimentarse antes de dormir y hacer al menos seis comidas a lo largo del día, ricas en proteínas, carbohidratos de bajo índice glucémico y fibras.

Mesomorfo

Características

Las personas con cuerpo mesomorfo son las consideradas portadoras de una “buena genética”. Esto es, porque normalmente tienen una estructura ósea más grande, con tipo atlético. Naturalmente fuertes, la gente con este patrón corporal son ideales para la práctica de pesas, ya que ganan masa muscular con facilidad.

Las principales características son:  hombros anchos, cintura fina, porte atlético, músculos más definidos, facilidad para ganar grasa, además de un formato corporal rectangular.

Entrenamientos adecuados

Personas con este tipo de cuerpo responden bien a los ejercicios realizados con peso. Los cambios en los cuerpos mesomorfos son rápidos y bastante evidentes, principalmente cuando inician o cambian la periodicidad de los entrenamientos. Por otro lado, tienen la desventaja de ganar grasa con facilidad, lo que hace necesaria una mayor atención al consumo de calorías.

Debido a estas condiciones, se recomienda la realización de entrenamientos con pesas y ejercicios cardiovasculares a lo largo de la semana. Así, habrá quema de grasa, crecimiento de los músculos y una mejora en el acondicionamiento general.

Endomorfos

Características

Las personas con cuerpo Endomorfo son aquellas que con facilidad ganan grasa. Sus principales características son: físico grande, brazos cortos y piernas anchas. Se caracterizan por tener músculos fuertes y potentes, especialmente en las piernas, y tienen gran potencial para ser deportistas.

Tienen metabolismo lento, facilidad en ganar músculos y gran dificultad para adelgazar. Cuando la persona desea adquirir masa magra y perder grasa, su alimentación debe ser hipocalórica (baja en calorías), con foco en el consumo de proteínas.

Entrenamientos adecuados

Debido a la gran dificultad para perder peso, los entrenamientos deben enfocarse en ejercicios de alta intensidad, aeróbicos y con uso de cargas moderadas para el fortalecimiento muscular, pero con un alto número de repeticiones para estimular la quema de grasa. Para mejores resultados, se recomienda ligar entrenamientos con peso y actividades como bicicleta o correr.

Semejanzas entre los diferentes tipos de cuerpo

Como hemos visto, los diversos tipos de cuerpo tienen algunas similitudes entre sí, y difícilmente una sola persona presenta una estandarización. Lo que ocurre es que muchas veces, tenemos tipos de cuerpos combinados.

Por ejemplo, las personas con un peso dentro de lo considerado normal pueden presentar diferentes combinaciones. Los endo-mesomorfos tienden a ser mayores, pero con un porte atlético, y ganan masa muscular con agilidad, al mismo tiempo que tienen facilidad en ganar grasa.

Por eso, lo recomendado son entrenamientos de intensidad elevada, que pruebe también la agilidad en series grandes y descendientes. Sólo hay que tener cuidado en no exagerar, pues se puede acumular glucógeno de las células, que se convierte en grasa posteriormente.

Los ecto-mesomorfos, a pesar de la dificultad en ganar músculo, tienen la facilidad en mantenerse más delgados, con el cuerpo definido. El ideal aquí, es tener un entrenamiento bastante intenso y no dejar el reposo de lado a fin de que haya tiempo para que las células se recuperen y no utilicen como energía el propio tejido muscular.

Después de saber qué tipos de cuerpo hay ¿puedes identificar el tuyo? Reconocer cuál es tu tipo de cuerpo es muy importante para realizar estrategias alimentarias y tipos de entrenamiento adecuados a tu perfil.

Sin embargo, recuerda no iniciar dietas sin el consejo de un nutriólogo y tampoco inicies entrenamientos sin la ayuda de un profesional. Sólo él es capaz de entender correctamente tu tipo de cuerpo, percibir sus limitaciones y definir las mejores estrategias contigo.

 

This post is also available in: pt-brBrasil