El cáncer de mama sigue siendo para las mujeres en México un tema que abruma, no sólo por lo sacrificado de sus tratamientos sino por sus estadísticas. Se vuelve palpable cuando descubres que en efecto, es muy probable que en algún punto de nuestras vidas: pase.

Sin embargo, detectarlo a tiempo siempre ayudará a combatir con mejores resultados este problema y ¿qué creen? que la alimentación sí tiene mucho que ver en esto.

Si bien nada es una garantía en la vida, podemos ayudarnos poquito eligiendo en nuestras comidas diarias, alimentos que puedan protegernos de la formación de células cancerosas ¿cómo es posible esto? Lo es y en teoría, todo tiene que ver con sus propiedades y de cómo éstas actúan en nuestro cuerpo.

Y no, no quiere decir tampoco que las personas que no consumen estos alimentos están condicionados a enfrentar esta enfermedad pero sí pueden ayudar a evadirla.

Alimentos que te protegen contra el cáncer de mama

Estos alimentos puedes incorporarlos de forma muy sencilla en tus comidas. Ponte creativo y comienza ahora ¡toma nota!

Frutos rojos

En otras palabras, todas las frutitas rojas pueden ser tus mejores aliadas. Ejemplo de ello las fresas, los arándanos, las frambuesas, las zaras, las cerezas, etc. ¿Por qué? Estás frutas tienen un componente activo que evita la formación de las células cancerígenas. Contienen fito-nutrientes como poli-fenoles y antocianinas.

Té Verde

Previene el cáncer gracias a las catequinas que encontramos en él. Se ha demostrado en varios estudios su efectividad especialmente en el cáncer de mama, ya que detiene las células cancerígenas gracias a un químico llamado EGCG.

Ajo

No importa si es crudo o cocido. Las propiedades anti-cancerígenas del ajo son muchas y se han estudiado a lo largo de los años. Está compuesto principalmente de alicina, propiedad con poderes medicinales muy fuertes. Incluso contiene antioxidantes que aseguran ayudan a prevenir el Alzheimer y la Leucemia.

Cebollas y Puerros

Son ricos en vitamina B9 o ácido fólico que ayudan al cuerpo a generar nuevas células y a mantener la sangre sana para oxigenar al organismo. Mismo que ayuda como ingrediente preventivo a la formación de células cancerosas.

Tomates

El licopeno de los tomates disminuye el riesgo de sufrir diferentes tipos de cáncer. Además, si los cocinamos aumentamos los efectos del este componente en nuestro cuerpo.

¿Se te hacen ingredientes complicados? Prueba integrarlos en tus platillos por lo menos 3 veces por semana. Generemos hábitos más saludables. Tu cuerpo lo agradecerá.

Te puede interesar: ¿Cómo el ejercicio ayuda en la lucha contra el cáncer de mama?