El cáncer de mama se origina cuando las células en el seno comienzan a crecer de forma descontrolada. Ataca por igual a mujeres y a hombres, si bien, la mayor parte del porcentaje detectado está en casos femeninos, el género masculino no está exento de presentar un caso de este tipo.

Octubre Rosa cumple con recordarnos la importancia de prevenir esta enfermedad, es por ello que hemos preparado este post para contarte cómo puedes ayudar a tu organismo desde la actividad física y cómo influye en la prevención e incluso durante los tratamientos del mismo.

El ejercicio como aliado

Cuando una persona es diagnosticada con cáncer de mama, su vida se convierte en un tratamiento. Muchas veces se dejan de lado aspectos importantes como la nutrición y la actividad física.

Sin embargo, son justo estos dos aspectos los que también van a definir el rumbo de los pacientes y de los que aún afortunadamente, no se han convertido en pacientes de cáncer ¿cuál es entonces la relación del cáncer con el ejercicio?

Muchos estudios e investigadores han dicho que la práctica de ejercicio físico es la principal medida para mejorar la supervivencia en las pacientes con cáncer de mama y prevenir la reaparición del tumor.

El estudio realizado en el Centro de Ciencias de la Salud dice que la práctica de ejercicio físico es la medida más importante que pueden adoptar las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama para sobrevivir a la enfermedad.

Esto porque si una paciente incrementa más de un 10% del peso corporal tras el diagnóstico de cáncer de mama, aumenta la mortalidad asociada tanto al tumor como a cualquier otra causa, en otras palabras,  la ganancia de peso tras haber tenido cáncer de mama o tras la erradicación del tumor se asocia con un mayor riesgo de reactivar el cáncer. De hecho, las mujeres que presentaban sobrepeso u obesidad tras el diagnóstico tuvieron un peor pronóstico.

Algunas de las recomendaciones importantes de los médicos son realizar ejercicio físico de intensidad moderada 30 minutos al día y cinco días por semana o 75 minutos semanales de ejercicio físico vigoroso.

Ejercicio y prevención

En general, contemplar al ejercicio como parte de nuestro estilo de vida ayudará a tu cuerpo a mantenerse sano y fuerte. Evitando así enfermedades que pueden llevarnos a un tratamiento desgastante.

Para prevenir el cáncer y otras enfermedades será necesario incorporar la actividad física a nuestras vidas. Hoy hay muchas opciones para que evitemos los pretextos de la falta de tiempo, porque cuando se trata de salud debemos de tener el tiempo del mundo.

Hay que ver a la actividad física como una inversión en todos los sentidos, la inversión a tu cuerpo, a tu salud, a tu mente, a tu tranquilidad, a tu productividad y hasta a tu felicidad.

Estadísticas de cáncer de mama

Estas son algunas estadísticas sobre el cáncer de mama que pueden interesarte:

  • Las mujeres que no realizan ejercicio físico tienen un 71 por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer de mama
  • En México se diagnostican alrededor de 23 mil casos nuevos al año
  • Es la causa de mayor mortalidad en la mujer
  • Existe una relación marcada entre cáncer y obesidad
  • La incidencia más alta en el número de casos se registra en el grupo de 50 a 59 años
  • El cáncer de mama se puede dar tanto en mujeres como en hombres

La adopción de hábitos saludables va a traer consecuencias positivas en la vida de todos. Conoce como Gympass puede ayudarte a mantenerte saludable. La elección es tuya.

Te puede interesar: ¿Qué es comer sano?