Los ácidos grasos Omega-3 pertenecen al grupo de los ácidos esenciales. Esto significa que nuestro cuerpo no puede producirlos por sí mismo, por lo que tenemos que aportarlos al organismo a través de la alimentación, ya que contribuyen a la prevención de diversas enfermedades.

El Omega 3 es un ácido graso altamente reconocido por los múltiples beneficios que tiene en el organismo cuando es consumido de manera regular.  Entre sus principales efectos se encuentra el antinflamatorio que, en conjunto con otras grasas saludables, potencia el metabolismo disminuyendo la inflamación celular. Por el contrario, el consumo de grasas cocidas tiene un efecto inverso en la salud pues éstas generan procesos inflamatorios.

De acuerdo a una investigación publicada en la revista del Colegio Americano de Nutrición, el Omega 3 podría contribuir al tratamiento y prevención de enfermedades como cáncer, patologías cardiovasculares, aterosclerosis y trombosis.

Los ácidos del Omega 3 han sido materia de estudio en los últimos años, y una investigación reciente expuso que los ácidos esenciales de este, pueden auxiliar el tratamiento de las primeras etapas del Alzheimer. Si bien el Omega 3 ha estado vinculado con la salud cerebral, esta noticia en particular resulta interesante para aquellas personas que presentan los primeros síntomas de esta enfermedad.

Forma parte de los ácidos esenciales, es decir, que el cuerpo no puede producirlos y deben ser aportados al organismo a través de la comida. Dentro de los alimentos donde podemos encontrarlo se encuentran salmón, bacalao, sardinas, atún, ciertos aceites vegetales y frutos secos como las nueces.

Entre los beneficios del consumo de Omega 3, podemos enlistar los siguientes:

  • Brindar elasticidad a nuestra piel
  • Tiene particular importancia en el desarrollo durante la infancia
  • Es muy beneficioso para la enfermedad de Crohn
  • Participa en la formación de las membranas celulares y de hormonas
  • Reducir los niveles de triglicéridos y de colesterol malo
  • Previene la formación de trombos y coágulos de sangre
  • Reducir la presión arterial
  • Beneficioso para personas con insomnio, estrés y ansiedad

Acude con un médico para conocer la dosis indicada de consumo del Omega 3 de acuerdo a tus hábitos alimenticios y ritmo de vida. Cada organismo es diferente y requiere atención de manera distinta.

Datos del experto:

Dr. Dorian Calderas
Consultor Holonómico
Organización Donnato de la O